Grupo Educación y Empresa

Educando en competencias

Editorial 16

By admin | enero 17, 2015 | 0 Comment

agenda
1. Generar Alianzas
2. Saber Delegar
Dos claves para ir en camino a ser un buen “Emprendedor”

Es fácil creer que basta con tener un buen talento al hacer pasteles, para montar una pastelería, pero no es así… emprender un negocio va mas allá de eso.

¡Que rico te quedó, deberías montar un negocio! Esta frase es mas común de lo que nos imaginamos, y si de la mano con esa frase nos pica el mosquito emprendedor, entonces, buscamos un capital e iniciamos:

Horneamos pasteles todos los días, atendemos los clientes, madrugamos a limpiar, y trasnochamos cuadrando la caja. Pasan los días y nos damos cuenta que debemos hacer otras tareas adicionales, obligatorias al tener un negocio, pero que nada tienen que ver con hacer pasteles, cosa en la que somos realmente buenos.

Mañana me enfermo y no puedo ir a hacer los pasteles, debo llamar a alguien más para que los haga por mi, efectivamente los hace, pero “no son los mios” los clientes lo notan y se quejan: ¡Estos pasteles no saben igual que siempre!… y entonces ¿qué pasa si me enfermo por mas tiempo? ¿Si requiero un descanso? Si me estoy enfrentando a ese tipo de preguntas, entonces no se creé una empresa. No establecí un negocio que depende cien por ciento de mi, si yo no estoy, el negocio no está. Se estableció un auto empleo que me esclaviza. Se está haciendo algo que poco tiene que ver con emprender.

Convertirse en emprendedor implica ir mas allá, se trata de crear, innovar, de ver oportunidades, de vivir más que en el presente, en el futuro, se trata incluso de ser hiperactivo, de moverse, de generar ideas.

Por ello es vital que al momento de emprender se tengan en cuenta dos aspectos que muy seguramente ayudarán a consolidar y estructurar espacios que permitan el emprendimiento real: la clave está en “Saber establecer alianzas” y/o delegar correctamente funciones.

Si emprender ha llegado como una opción a nuestra vida, es importante hacer un ejercicio de autoconocimiento, entender que hago bien y que no hago bien, y lo mas importante, buscar estratégicamente quien lo haría bien por mí.

Si bien, mi talento es hacer pasteles, pero mi idea al crear un pastelería es “tener la mejor pastelería y que además se diferencie y genere una marca que todos quieran”, debo delegar la función de hacer pasteles a alguien más, de esa manera me podré concentrar en crear, innovar, ver oportunidades y vivir en el futuro; éstas como herramientas para lograr mis objetivos.

Saber comunicar es vital para un emprendedor, por eso quien tenga el talento para hacer excelentes pasteles, pero esté enfocado en crear una marca innovadora, debe enseñar a alguien mas como se hacen los pasteles, avaluarlo, dirigirlo inicialmente y finalmente ponerlo en marcha, hacer que éste se concentre técnicamente en la elaboración del producto, mientras yo como “emprendedora” dirijo la marcha de mi negocio, estableciendo objetivos.

No hay que escatimar en ello. Tendemos a pensar que hacerlo nos eleva los gastos, y que esa tarea la podemos hacer nosotros mismos, pero no es así. Dejar hacer a quien saber hacer es igual a “Eficiencia” y por ende eso se transforma en “Calidad” – Aspectos que siempre darán mayores posibilidades de crecimiento en cualquier mercado.

TAGS

0 Comments

¡Comparte!
Cerrar