Grupo Educación y Empresa

Educando en competencias

Editorial 28

By admin | enero 17, 2015 | 0 Comment

agenda

Educación y e-learning parte 1

“Hubo una época en que las personas solo sabían escribir a mano, sólo sabían leer, asistían durante muchos años a lugares llamados colegios donde aprendían esto una y otra vez, los cuadernos, los libros, los lápices, no eran objetos extraños relegados a los museos, se usaban todos los días; se llevaban maletas, llenas de estas cosas. Demostrar que se sabía algo se daba gracias al uso de un cuaderno, de llevarlo a tiempo y mostrarlo, en esos tiempos no importaba tanto lo que sabías, sino como mostrabas por escrito lo que sabías, y saber, ¿Qué era saber en esos días? Era repetir lo que otros habían dicho, aunque ya fuese caduco, no importaba.

Para esos días, todos debían ir durante muchos años de sus vidas a estudiar, a grandes colegios, sentados durante horas, vestidos igual, pensando igual, sintiendo igual, se fueron volviendo iguales, pero los maestros se quejaban por que no entendían el por que todos eran iguales, por que casi nadie sobresalía, por que la tarea era casi la misma, porque cada año era igual.

En esos tiempos los alumnos (seres sin luz) preguntaban a sus maestros ¿Para qué enseñan eso? pocos maestros sabían dar una buena razón, una de las respuestas mas comunes era decir: “en el futuro lo sabrán”. Pero si se les preguntaba por el futuro, nadie, absolutamente nadie sabía como iba a ser, pero para eso los preparaban.

Los mismos profesores no sabían porque enseñaban lo que enseñaban, suponían que si se enseñaba es por que así debía ser, las razones escapaban a la razón, aunque muchos de ellos no sabían nada de lo que otros docentes sabían y a veces parecía que los alumnos supiesen más.

En esa época los que sabían de matemáticas, no sabían de lenguaje o ciencias sociales, eran temas diametralmente opuestos. De un lado estaban las ciencias exactas o puras y de otro lado ciencias humanas o sociales; todos aceptaban que así debía ser, que lo común era que las personas pensaran que no podían ser buenas para ambas cosas.

En ese tiempo las personas pensaban que el conocimiento era algo aburrido, sin saber que lo aburrido era la forma en que se enfrentaban al conocimiento. Ya se imaginarán, eran esos tiempos tan complejos en los cuales estas ridículas ideas eran verdades. Tiempos aquellos.

Pasar por la universidad era la única manera de llegar a ser alguien, aunque muchos grandes intelectuales, científicos, pensadores, nunca se graduaron, la realidad es que para todos lo más fácil era vivir la vida de esa manera.

Pero todo fue cambiando, los cuadernos se cambiaron por las computadoras, por las tabletas. Los lápices se cambiaron por los dedos que mediante un teclado podían escribir mas y mejor.

Ya saben ustedes que muchos se resistían a estos cambios, así como se resistían a entender que el conocimiento se podía generar en cualquier espacio… continuará.

Eduardo Montoya
Director general
Grupo Educación y Empresa.

TAGS

0 Comments

¡Comparte!
Cerrar