Grupo Educación y Empresa

Educando en competencias

Editorial 34

By admin | enero 19, 2015 | 0 Comment

agenda

“Las pequeñas revoluciones al sistema educativo tradicional”

No sirve. No gusta. Está mal diseñado. Esas son algunas frases que se escuchan comúnmente al hablar de nuestro sistema educativo. Pero… ¿Qué está haciendo cada uno de nosotros para cambiarlo?
Como en los demás contextos en los que nos movemos a diario, en la educación también es necesario aportar desde lo pequeño para hacer diferente eso que queremos ver caminar distinto. Hoy existen herramientas que pueden ser aplicadas desde nuestros diferentes espacios educativos que facilitan los procesos y generan cambios.
Estudiantes, docentes, directivos, padres de familia, en general cualquier miembro de las comunidades educativas puede acudir a herramientas y estrategias como las que relacionamos a continuación. Lo invitamos a hacer uso de ellas en su cotidianidad, verá como los pequeños cambios que se van sembrando con constancia resultarán en buenas cosechas.

Diseñe trabajos de aula desde el contexto del estudiante, no olvide que la mejor forma de entender, es ejemplificando sobre lo que ya se conoce. Dicte una clase de “física” en compañía del docente de “educación física”, jugando con balones, verán como los alumnos se notarán mas motivados y entenderán mas fácilmente eso que solo ve reflejado en números, fórmulas y cuadriculas.

No le tema a las TIC. Explore de forma individual las herramientas informáticas, “cacharree”, navegue, descargue y participe en las diferentes comunidades virtuales que hay en internet, se proveerá de información actual y novedosa que puede compartir en su aula de clase, ya sea contándolo o compartiendo las mismas herramientas con sus estudiantes.

Disfrute su clase y de el protagonismo al “estudiante”, deje de lado la idea de clase “pasiva”, donde el docente es quien hace la clase, proponga que ellos jueguen su papel. Con una buena planeación y una propuesta clara puede darle su lugar al estudiante para que opine y argumente. Las actividades de retroalimentación son una manera distinta de evaluar.

Utilice el correo electrónico, prezi, powtoon, entre otros miles como canal de entrega de actividades. Será divertido y diferente para el estudiante, le ayudará a hacer mas rápido su trabajo y contribuirá con el medio ambiente.

Escuche música, vea videos y películas como fuentes de discusión de algún tema, como fuente para trabajar metáforas, argumentar, hacer ejercicios de escritura y descripción. Realice pausas activas.

Invite a la lectura por medio del ejemplo: Lea usted, en el descanso, en un espacio diferente a la clase, permita que sus estudiantes lo vean leyendo.

Juegue y diviértase en su clase, recuerde que NO existe ningún tema sobre el que no se pueda aplicar la didáctica. El docente que juega y se muestra feliz en su clase contagia eso a sus estudiantes. Si queremos estudiantes que digan “no me quiero perder esa clase” tener una sonrisa y una actitud dispuesta contribuirá mucho a que eso suceda. Antes que nada somos “seres humanos” que alimentados de buena actitud logramos lo que queremos. En la tarea mas importante y aportante para el hombre debemos cambiar desde las cosas pequeñas.

Grupo Educación y Empresa.

TAGS

0 Comments

¡Comparte!
Cerrar