Grupo Educación y Empresa

Educando en competencias

5 consejos para consolidar y repasar lo aprendido

By admin | junio 5, 2017 | 0 Comment

consejos_repasar

Las prisas de última hora nunca son buenas consejeras, y mucho menos si hablamos de consolidar lo aprendido en clase o repasar antes de un examen. Estos son procesos que requieren tiempo y buenos hábitos de estudio, ya que es precisamente el trabajo continuado del alumno lo que le puede ayudar a comprender, asimilar, fijar y hacer suyo el conocimiento adquirido dentro y fuera del aula. Por eso, presentamos cinco recomendaciones para que tengas presentes y seas capaz de trabajar, consolidar y repasar lo aprendido de manera adecuada, de forma que puedas afrontar con éxito y seguridad cualquier prueba o examen:

  1. Elaborar esquemas o mapas conceptuales. Al realizar esquemas o mapas conceptuales, debes realizar primero una lectura comprensiva y en profundidad de tus apuntes o del tema, para después poder identificar las principales ideas del texto, y estructurarlas y relacionarlas de manera gráfica. Este trabajo facilita la comprensión de los conceptos y de las vinculaciones que existen entre ellos, y te ayuda a asimilar, retener y repasar lo aprendido.
  2. Escribir resúmenes. Sintetizar el contenido y expresarlo con tus propias palabras es un buen ejercicio para que te fijes y repases lo aprendido. Además te servirá para trabajar la expresión escrita y practicar para los exámenes.
  3. Ejercitar y aplicar lo aprendido. Puedes hacerlo a través de ejercicios interactivos y autocorregibles, que te brinden autonomía y libertad para trabajar a tu ritmo, o a través de propuestas prácticas guiadas por el docente, como experimentos, proyectos o trabajos de carácter competencial o colaborativo que les permitan “aprender haciendo”.
  4. Autoevaluarse. Puedes poner a prueba tus conocimientos a través de test interactivos y autocorregibles, y exponiendo en voz alta lo aprendido, solos o a un familiar, compañero u otra persona. Puedes grabarte con el móvil, la tableta o el ordenador, de forma que una vez hayas acabado puedas repasar los errores cometidos. Con la autoevaluación afianzarás las ideas esenciales y podrás detectar fácilmente lagunas en tu aprendizaje. 
  5. Profundizar en lo aprendido. La curiosidad es una gran fuente de motivación para el estudio. Si al salir del aula, sientes el impulso de investigar y profundizar en un tema, seguramente encontrarás tu estudio más interesante y llevadero. El interés de los alumnos por la materia y su posterior documentación les ayudará a profundizar en el conocimiento y retener mejor lo aprendido.

Fuente: aulaplaneta.com

TAGS

0 Comments

¡Comparte!
Cerrar