Grupo Educación y Empresa

Educando en competencias

Pasos para planificar una clase

By admin | julio 11, 2017 | 0 Comment

planificar_clase

Un plan de clase es el mapa de carreteras del docente para guiar a los estudiantes y así logren aprender de la forma en que se hará durante el tiempo de clase. Antes de planificar la lección, primero tendrás que identificar los objetivos de aprendizaje para la clase. A continuación, se pueden diseñar actividades de aprendizaje apropiadas y desarrollar estrategias para obtener información sobre el aprendizaje del estudiante. Una lección exitosa es saber las direcciones del plan e integra estos tres componentes clave:

  • Objetivos de aprendizaje de los estudiantes
  • Las actividades de enseñanza / aprendizaje
  • Estrategias para comprobar la comprensión del estudiante

La especificación de objetivos concretos para el aprendizaje del estudiante ayudará a determinar el tipo de actividades de enseñanza y aprendizaje que se van a utilizar en clase, mientras que las actividades definirán cómo comprobar si los objetivos de aprendizaje se han logrado.

Pasos para la preparación de un plan de clase

Cada paso va acompañado de una serie de preguntas destinadas a la reflexión y ayuda en el diseño de enseñanza y el aprendizaje de las actividades.

1. Los objetivos de aprendizaje

El primer paso es determinar lo que quieres que tus estudiantes aprendan y sean capaces de hacer al final de la clase. Para ayudarte a especificar los objetivos de aprendizaje de los estudiantes, responde a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es el tema de la lección?
  • ¿Qué quiero que los estudiantes aprendan?
  • ¿Qué quiero que entiendan y sean capaces de hacer al final de la clase?
  • ¿Qué quiero que se lleve de esta lección en particular?

Una vez que expongas los objetivos de aprendizaje de la clase, debes clasificarlos en función de su importancia. Este paso te preparará para la gestión del tiempo de clase y el logro de los objetivos de aprendizaje más importantes en caso de que estés presionado por el tiempo. Considera las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los más importantes conceptos, ideas o habilidades que quiero que los estudiantes sean capaces de entender y aplicar?
  • ¿Por qué son importantes?
  • Si se me acabó el tiempo, cuáles no podrían omitirse?
  • Y a la inversa, cuáles podría saltarse si está presionado por el tiempo?

 

2. Desarrollar la introducción

Ahora que tienes tus objetivos de aprendizaje en orden de importancia, sigue el diseño de las actividades específicas que vas a utilizar para llegar a los estudiantes a entender y aplicar lo que han aprendido. Dado que vas a tener un cuerpo diverso de estudiantes con diferentes experiencias académicas y personales, que pueden estar ya familiarizados con el tema, es bueno comenzar con una pregunta o actividad para medir el conocimiento del sujeto o, posiblemente, sus nociones preconcebidas. Por ejemplo, se puede hacer una encuesta sencilla: “¿Cuántos de ustedes han oído hablar de X? Levante la mano si tiene.” También puedes informarte de los antecedentes de tus estudiantes antes de la clase mediante el envío de una encuesta electrónica o pidiéndoles que escriban comentarios en tarjetas. Esta información adicional puede ayudar a dar forma a la introducción, las actividades de aprendizaje, etc. Cuando tienes una idea de familiaridad de los estudiantes con el tema, también tendrás una idea en lo que debes centrarte.

Desarrollar una introducción al tema creativo para estimular el interés y fomentar el pensamiento. Se puede utilizar una variedad de enfoques para involucrar a los estudiantes (por ejemplo, anécdotas personales, acontecimientos históricos, el dilema a la reflexión, ejemplo del mundo real, cortos de videos, la aplicación de prácticas, preguntas de sondeo, etc.). Considera las siguientes preguntas al planificar la introducción:

  • ¿Cómo puedo comprobar si los estudiantes saben o no saben nada sobre el tema?
  • ¿Cuáles son algunas ideas comúnmente aceptadas (o posiblemente las ideas falsas) sobre este tema que los estudiantes podrían estar familiarizados?
  • ¿Qué voy a hacer para introducir el tema?

 

3. Planificar las actividades específicas de aprendizaje (el cuerpo principal de la lección)

Preparar varias maneras diferentes de explicar el material (ejemplos de la vida real, analogías, visuales, etc.) para captar la atención de más estudiantes y atraer a diferentes estilos de aprendizaje. Al planear los ejemplos y actividades, debes estimar la cantidad de tiempo que gastas en cada uno. Construir en el transcurso la explicación o la discusión, sino también estar preparado para pasar rápidamente a diferentes aplicaciones o problemas, e identificar estrategias que ayuden a la comprensión. Estas preguntas podrían ayudar a diseñar las actividades de aprendizaje que vas a utilizar:

  • ¿Qué voy a hacer para explicar el tema?
  • ¿Qué voy a hacer para ilustrar el tema de una manera diferente?
  • ¿Cómo se puede involucrar a los estudiantes en el tema?
  • ¿Cuáles son algunos ejemplos de la vida real, analogías o situaciones relevantes que pueden ayudar a los estudiantes a entender el tema?
  • ¿Cómo ayudarles a los estudiantes a comprender mejor el tema?

 

4. Plan para comprobar la comprensión

Ahora que has explicado el tema y se ilustra con ejemplos diferentes, es necesario comprobar la comprensión del estudiante  ¿cómo vas a saber que los estudiantes están aprendiendo? Piensa acerca de las preguntas específicas que puedes hacer a los estudiantes con el fin de comprobar la comprensión, anotarlas, y luego parafrasear a ellos de modo que estás preparado para hacer las preguntas de diferentes maneras. Tratar de predecir las respuestas a tus preguntas. Decidir si deseas que los alumnos respondan de forma oral o por escrito. Puedes mirar algunas estrategias para ampliar el pensamiento del estudiante, para ayudarle a generar algunas ideas y también puedes hacerte las siguientes preguntas:

  • ¿Qué preguntas voy a pedir a los estudiantes para comprobar la comprensión?
  • Volviendo a mi lista de objetivos de aprendizaje, ¿cuáles actividades puedo hacer a los estudiantes para comprobar si cada uno ha logrado aprender algo?

Una estrategia importante que también te ayudará con la gestión del tiempo es anticipar preguntas de los estudiantes. Al planear tu lección, decidir qué tipo de preguntas serán productivas para la discusión y qué preguntas podrían desviar a la clase. Pensar y decidir sobre el equilibrio entre cubrir el contenido (la consecución de sus objetivos de aprendizaje) y la garantía de que los estudiantes entiendan.

5. Desarrollar una conclusión y una vista previa

Ir sobre el material cubierto en clase con un resumen de los puntos principales de la lección. Esto se puede hacer de varias maneras: puedes indicar los puntos principales a sí mismo ( “Hoy hablamos de …”), se puede pedir a un estudiante para ayudarle a resumir, o incluso se puede pedir a todos los estudiantes que escriban en una pedazo de papel lo que creen que fueron los puntos principales de la lección. Puedes revisar las respuestas de los estudiantes para medir su comprensión del tema y luego explicar más clara la siguiente clase. Concluir la lección no sólo con un resumen de los puntos principales, sino también por la vista previa de la próxima lección. ¿Cómo funciona el tema con el que viene? Esta vista previa estimulará el interés de los estudiantes y ayudarles a conectar las diferentes ideas dentro de un contexto más amplio.

6. Crear una línea de tiempo realista

Una lista de los diez objetivos de aprendizaje no es realista, por lo que reducir la lista a los dos o tres conceptos clave, ideas o habilidades que deseas que los estudiantes aprendan. Los profesores también están de acuerdo en que a menudo tienen que ajustar su plan de clase durante la clase en función de lo que los estudiantes necesitan. La lista de objetivos de aprendizaje priorizados te ayudará a tomar decisiones sobre el terreno y ajustar el plan de clase, según sea necesario. Tener ejemplos adicionales o actividades alternativas también permitirá ser flexible. Una línea de tiempo realista reflejará tu flexibilidad y capacidad de adaptarte al entorno específico en el aula. He aquí algunas estrategias para la creación de una línea de tiempo realista:

  • Estimar la cantidad de tiempo de cada una de las actividades, a continuación, planificar un tiempo extra para cada una.
  • Cuando prepares tu plan de clase, al lado de cada actividad indica la cantidad de tiempo que esperas tomará.
  • Planificar unos minutos al final de la clase para responder a cualquier pregunta que quedan y para resumir los puntos clave.
  • Planificar una actividad adicional o pregunta de discusión en caso de que haya tiempo.
  • Ser flexible – estar listo para ajustar el plan de lección a las necesidades de los estudiantes y centrarse en lo que parece ser más productivo en lugar de cumplir con el plan original.

 

Fuente: portaldeeducacion.com

TAGS

0 Comments

¡Comparte!
Cerrar